Gracias a todas por todo el afán, predisposición, paciencia y cariño que habéis demostrado y demostráis cada día.

Recordamos como si fuera el primer día las ganas que teníamos de que Alejandra obtuviera plaza allí, hasta casi nos quedamos en las puertas en las listas.

Y ya ha pasado un año de eso. Arrepentidos?? PARA NADA!! Donde iba a estar Alejandra mejor que allí.

Vuestra alma y corazón están puestos en todo lo que hacéis, y con los niños …y eso se siente.

Gracias seños!!!