Muchas gracias por todo lo que habéis hecho por nosotros.

Ha sido un placer conoceros y poder dejar en vuestras manos a nuestro mayor tesoro, nos habéis dado tanta confianza.

Sí volviésemos a ser padres no dudaríamos en volver a contar con vosotras, nunca os olvidaremos y sobre todo Darío que os quiere como a su familia.

Miles de besitos y que paséis un feliz verano.