Para cerrar nuestro mini proyecto “En brazos de papá me siento genial”, hemos disfrutado con una sesión de juego simbólico convirtiéndonos en papás!!

Es para derretirse, menudos papás del siglo XXI tenemos!!!