Mirad cómo la música pone alma a los proyectos de Novainfancia, Sawabona Ba-ba!!!